Se muerde el labio cuando siente demasiado placer.