No podía esperar a quitarse la ropa interior