La mujer elegante siempre piensa en el sexo.